7 pasos para ayudar a los estudiantes a mantenerse involucrados en línea

Si bien los mismos procesos psicológicos funcionan en línea que en el aula, es mucho más fácil para los estudiantes desconectarse cuando aprenden de forma remota. Aquí hay siete pasos bien investigados para ayudar a los estudiantes a mantenerse enfocados en sus cursos en línea

Mientras los profesores preparan cursos en línea, muchos se hacen preguntas cruciales:
¿cómo aprenden los estudiantes en línea y en qué se diferencia de lo que sucede en clase?  

Hay una buena noticia: los mismos procesos psicológicos funcionan en el aula y en línea. En una revisión reciente de la investigación, el experto en aprendizaje electrónico Will Thalheimer descubrió que donde la enseñanza era la misma, el aprendizaje era el mismo.  

Pero hay malas noticias: los estudiantes que toman cursos en línea tienen más probabilidades de desconectarse. Esto sucede cuando se sienten desconectados, distraídos e inundados por los problemas del resto de su vida. Una investigación reciente destaca siete cosas que podemos hacer para ayudar a los estudiantes a mantenerse comprometidos con los cursos en línea. 

1. Crear conexión 
Primero, conéctese con los estudiantes. Los investigadores de cursos en línea en colegios comunitarios encontraron que el nivel de interacción interpersonal era el mejor indicador de qué tan bien le iba a un curso en línea. Conéctese con los estudiantes dándoles la bienvenida en foros de discusión, resumiendo lo que sucederá cada semana y publíquelos regularmente. Si bien los videos pregrabados son buenos para transmitir información, las sesiones en vivo son mejores para construir vínculos genuinos con los estudiantes. 

2. Generar compromiso 
Después de conectarse, debe desarrollar el compromiso de los estudiantes. El educador Daniel Willingham sostiene que los estudiantes son impulsados ​​por una mezcla de curiosidad y pereza: quieren descubrir cosas nuevas y resolver acertijos, pero no quieren invertir demasiado esfuerzo en el proceso. Eso significa que la mejor manera de generar compromiso es comenzar con una tarea que despierte su interés pero que no requiera mucho esfuerzo. Una vez que hayan completado esta tarea, es mucho más probable que se comprometan con la siguiente. El truco se convierte en aumentar lentamente ese compromiso a medida que avanza el curso. 

3. Proporcionar estructura 
Una vez que los estudiantes se comprometen, necesitan estructura. Los psicólogos han descubierto que si la información carece de una estructura clara, entendemos menos y desperdiciamos más esfuerzos en trabajar en ella. Pero cuando los estudiantes perciben una estructura, navegan más rápidamente, trabajan de manera más eficiente y se involucran con más confianza. Puede darles a los estudiantes una estructura clara si se apega a una secuencia de actividades semanales y usa etiquetas claras y consistentes. 

4. Participar con preguntas 
Con la estructura clara, déles una entrada. Una forma de hacerlo es mediante el uso cuidadoso de preguntas. Los investigadores descubrieron que los estudiantes recordaban mejor los pasajes del texto cuando los extractos comenzaban con una pregunta, por ejemplo, «¿Está esto evidenciado?» Los científicos cognitivos también han descubierto que cuando respondemos una pregunta con nuestras propias palabras, integramos mejor la información en nuestra memoria a largo plazo. Puede aprovechar el poder de las preguntas comenzando cada sección con un rompecabezas. También puede hacer que los estudiantes compartan lo que creen que es la respuesta en la función de chat o en grupos pequeños. 

5. Mantente enfocado 
Si desea estudiantes comprometidos, manténgalos enfocados. Una revisión reciente de la evidencia encuentra que cuando los estudiantes están sobrecargados cognitivamente, se desconectan con más frecuencia, se desempeñan mal y aprenden menos. Puede ayudar a los estudiantes a mantenerse concentrados haciendo que sus presentaciones estén menos sobrecargadas cognitivamente. Por lo tanto, acorte las diapositivas, reduzca el texto, use diagramas, elimine imágenes irrelevantes, revele contenido de manera progresiva y ciñe una idea por diapositiva. Observe detenidamente los materiales que utiliza y pregúntese: “¿Cuál es mi mensaje principal? ¿Qué distrae de eso? ¿Cómo puedo eliminar las distracciones? » 

6. Gestionar la atención  
Cuidado: la atención no dura para siempre. En el aula, los estudiantes a menudo pueden concentrarse en un solo elemento durante unos 20 minutos. El tiempo disminuye drásticamente, a unos cinco minutos, cuando se conecta. Esto significa que debe dividir el contenido de video en segmentos puntuados con actividades. Si está realizando una sesión en vivo, tenga en cuenta la fatiga de Zoom y mezcle más tiempo para que los estudiantes respondan preguntas, trabajen en parejas o incluso se tomen un descanso de la pantalla. Esto significa que ni usted ni sus alumnos se sienten agotados al final de una sesión. 

7. Dar retroalimentación 
Para el aprendizaje y la moral, los estudiantes necesitan comentarios. Los investigadores de comunicaciones han descubierto que cuando las personas usan sitios web que son más interactivos, es más probable que entren en un estado de flujo y, como resultado, recuerden más. La retroalimentación también satisface más a los estudiantes. Estudios recientes encontraron que cuando los maestros les daban a los farmacéuticos en formación frecuentes preguntas de bajo interés con comentarios, los estudiantes obtuvieron mejores resultados en las pruebas y estaban más satisfechos con el curso.  

Hacer que un curso en línea sea atractivo puede parecer laborioso e, inicialmente, lo es. También puede resultar discordante; después de todo, es un desafío para un conferenciante experimentado abandonar prácticas bien perfeccionadas por algo desconocido. La buena noticia es que muchas de estas técnicas para hacer que el aprendizaje en línea sea más efectivo también se aplican directamente a la enseñanza fuera de línea. Es interesante notar que, al menos de manera anecdótica, muchos de nuestros colegas han informado que rediseñar sus cursos para el mundo en línea los ha convertido en mejores maestros en general.   

Leonard Houx es diseñador instruccional senior y André Spicer es profesor de comportamiento organizacional, ambos en  Cass Business School, City University of London . 
FUENTE

Recommend0 recommendationsPublished in Acreditación

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *